RM 27-01

TOURBILLON RAFAEL NADAL

Con este reloj, la marca se propuso batir el récord mundial del reloj mecánico más ligero de una vez por todas. El RM 27-01 es una creación insuperable que trasciende los límites de la ligereza y la robustez.
Los 18,83 gramos que pesaba exactamente el reloj —incluyendo la correa, el componente más pesado— lograron batir el récord en 2013. Richard Mille había logrado superar un reto colosal.

Calibre RM27-01

Movimiento tourbillon de cuerda manual con horas y minutos.
Edición limitada de 50 unidades
RM27-01_FULLFRONT_CMYKffHM

El RM 27-01 Rafael Nadal está dotado de una platina unida a la caja mediante cuatro cables de acero trenzados de 0,35 mm de diámetro. Esta estructura conjuga robustez y flexibilidad para proteger al movimiento —que pesa tan solo 3,5 gramos— empleando titanio grado 5 en la platina y la jaula del tourbillon, así como aluminio-litio en los puentes de barrilete y los trenes de engranajes.

Los cables permanecen tensados por medio a un ingenioso mecanismo de tensores (situados a las 3 y 9 horas) y poleas, que actúan de mástiles ubicados en las cuatro esquinas del movimiento. Cada cable se fija al tensor y pasa por la polea superior para penetrar en el movimiento y volver pasando por la polea inferior para llegar al realce inferior. Una vez que el relojero inserta los cables, los tensa girando el anillo tensor central con una herramienta especial.
Las operaciones de montaje y puesta en tensión de los cables son extremadamente delicadas. Si la tensión es excesiva, los cables y las uniones podrían quebrarse en cualquier momento y, como consecuencia, dañar el movimiento. Por el contrario, si la tensión no es suficiente, el movimiento podría entrar en fase de resonancia, lo que conllevaría una disminución del rendimiento cronométrico. Debido a su diseño suspendido en la caja, este excepcional calibre puede resistir aceleraciones de más de 5000 G.

El calibre RM27-01 es un triunfo tanto de la ingeniería como de la tecnología. Su original y compleja estructura es fruto del empeño de Richard Mille en crear un movimiento que se mantuviera completamente suspendido en el centro de la caja. Inspirándose en las infraestructuras de ingeniería civil suspendidas, Richard Mille se propuso aplicar esta técnica de construcción a la relojería, ocupando apenas unos cuantos milímetros. Tras intensos meses de desarrollo, los ingenieros de movimiento de Richard Mille lograron dar forma a este concepto vanguardista que se consagró como una de las construcciones relojeras más innovadoras de los últimos años.
RM27-01-mvt-02_
El carbono es el material predominante en la caja del RM 27-01, que está dotada de un fondo monocasco. El color antracita que luce resulta de la alta concentración de nanotubos de carbono. El resultado: una resistencia a los golpes y los arañazos insuperables y un confort absoluto, cualidades esenciales para acompañar a Rafael Nadal en la competición.
RM27 01
RM27-01 BACK CMYK
RM 27-01  360 view